Fátima Báñez

Fátima Báñez    
  Ponencia Lunes - 25 12:30 a 13:30 Hotel InterContinental

Fátima Báñez

Fátima Báñez, la primera mujer Ministra de Empleo y Seguridad Social

Nace el día Reyes de 1967 en San Juan del Puerto, provincia de Huelva. La mayor de 6 hermanos. 

Estudia en Madrid la doble licenciatura de Derecho y en Ciencias Económicas y Empresariales, y amplia sus estudios en Bélgica y Estados Unidos.

Casada y con dos hijos.

Su trayectoria profesional se inicia en la empresa familiar fundada por su padre.

En el año 2000 encabeza la lista del Partido Popular de Andalucía al Congreso de los Diputados, consiguiendo en 2012 los mejores resultados de la formación en su provincia. 

Participa en diversas labores dentro del área económica de la formación y como coordinadora de la Presidencia del PP-A.

En los últimos años formó parte del equipo económico de la conocida como generación de los 40 en el Grupo Popular en el Congreso que acompañó a Rajoy desde la bancada de la oposición hasta la Presidencia del Gobierno.

Desde el 22 de Diciembre es la primera Ministra de Empleo y Seguridad Social de España.

Fátima Báñez: la mujer

Fátima Báñez se define a sí misma como una mujer inquieta, tenaz y, sobre todo, muy trabajadora.Pero quienes la conocen bien saben que Fátima es mucho más que eso.

Fátima es inteligente, intuitiva, sociable, sencilla, discreta, familiar, espontánea, sensible y, sobre todo es una mujer valiente. Si. Porque hace falta mucho valor para aceptar ser la primera mujer ministra de Empleo en España, y en medio de la mayor crisis económica y social que se recuerda, en España y en Europa, desde el crack de 1929. 5.273.600 personas sin empleo había en España cuando ella asumió el reto que le encargó Mariano Rajoy, con el añadido, además, de hacer una reforma laboral que, tanto ella como el resto del equipo económico del Gabinete, sabían que la iba a poner a los pies de los caballos.

En el punto de mira de las críticas de los interlocutores sociales, de los medios de comunicación y, lo que es más duro, de la calle, porque todos ellos sabían también que la reforma iba en la buena dirección, pero no era el bálsamo de Fierabrás y tardaría en dar los frutos esperados. Pero Fátima aceptó, porque otras de sus grandes cualidades como ser humano son la voluntad de servicio y la gratitud. Y ella está, y estará siempre agradecida, a todos los que han depositado la confianza en su persona, desde el inicio de su aventura en la política, de la mano de Javier Arenas, con Teofila Martínez, después; y luego en la larga travesía de la oposición, con Soraya Sáenz de Santamaría, Alfonso Alonso, Álvaro Nadal…, a Cristóbal Montoro y el propio Rajoy, quienes la confiaron la portavocía de Presupuestos en el Congreso de los Diputados. Pero, al margen de su brillante trayectoria política, lo que más llama la atención de Fátima Báñez es su calidad como ser humano. Licenciada en Derecho y en Ciencias Económicas y Empresariales, comenzó su actividad profesional en la empresa familiar. Un negocio que creó su padre, con mucho esfuerzo, pero con mucha ilusión y con empeño.

Es curioso que ella, la hija de lo que hoy llamamos un emprendedor, vaya a pasar a la historia por ser la impulsora de la primera Estrategia de Emprendimiento y Empleo Juvenil de este país, con la que se pretende conseguir ese imprescindible cambio de cultura laboral entre los jóvenes, y los que ya no lo son tanto, para incorporarnos definitivamente a la modernidad, también en este campo. Y, deliberadamente, hemos querido dejar para el final el que, probablemente, sea para ella el aspecto más importante de su vida: la familia. Casada, con dos hijos, Fátima Báñez mantiene en su vida personal todos los valores que aprendió en su casa de Huelva, con sus padres y sus cinco hermanos, de los que ella es la mayor.

Siempre, sean cuales sean sus responsabilidades, Fátima Báñez dedica todo su tiempo disponible a su marido, Jaime, y a sus hijos. Le gusta pasear con ellos los fines de semana, procura acompañar y acostar a sus hijos diariamente, dialogar con ellos e, incluso les cuenta cuentos que muchas veces ella misma inventa. Porque Fátima Báñez, lo decíamos al inicio, es una mujer sensible. Lectora apasionada de poesía, ella misma ganó un premio por sus versos en un concurso escolar. Premio que atesora con orgullo, y que le entregó nada más, ni nada menos, que doña Gloria Fuertes. Esta es Fátima Báñez, la ministra, sí; pero sobre todo el ser humano.

Un ser humano cuya calidad trasciende, incluso, a su ya probada valía profesional. Qué merece la pena conocer, del que uno se siente orgulloso de llamarse amigo.

Autor: José María Triper

Fátima Báñez habló de empleo y oportunidades en el encuentro inaugural de "Mujeres para Nuevos Tiempos" celebrado el 25 de febrero de 2013

Patrocinadores

 

 
 
 
 

Colaboradores

                                 

                         

                                    logo INTERCONTINENTAL Madrid                    logo Secuoya             logo Gestión Press                                                        

con el apoyo de

 
 
 
 
Está aquí: Home Ponentes Fátima Báñez